Te-puedes-permitir-mantener-tu-vehículo

¿Te puedes permitir mantener tu vehículo?

On Blog

La rentabilidad de poseer un vehículo privado está suponiendo uno de los principales quebraderos de cabeza de los españoles. Los gastos derivados de la vivienda, alimentación, etc. son algo primordial y el mantenimiento de un vehículo cuesta cada vez más y más a los españoles.

Poseer nuestro propio vehículo supone un desembolso bastante importante en gasolina, seguros e impuestos. Tomando como base la encuesta realizada por el INE en base a presupuestos familiares, observamos que el 18 % de la renta familiar suele destinarse al pago de los gastos que generan los vehículos del hogar, incluso si solo se posee uno.

Si desglosamos los costes que suponen la utilización del coche podemos observar dos principales fuentes de gastos. En primer lugar, encontramos una serie de costes fijos tales como: gastos de matriculación, póliza de seguro, impuesto de vehículos de tracción mecánica, impuesto de dado de alta en tráfico, ITV, etc. Todos estos son de carácter obligatorio y ya lastran el mantenimiento del vehículo.

Si seguimos analizando los costes del vehículo podemos observar otra serie de gastos que se desglosan del consumo del vehículo. Aquí podemos encontramos los costes variables donde encontramos: combustible, mantenimiento del vehículo de carácter funcional (taller), aparcamiento, multas, peajes y limpieza del vehículo.

Todos estos costes se pueden observar casi a simple vista, pero si comenzamos a realizar cálculos en torno a los costes variables encontramos unas cifras que suponen un auténtico reto a la economía familiar. Tomando como coste más preocupante el combustible, observamos que un vehículo de gama media cuesta en torno a 0,25€/km si eso lo multiplicamos por el número de kilómetros que realiza un vehículo con poco kilometraje (15.000 km/año), encontramos unas cifras realmente alarmantes y estamos tirando a la baja.

Tras analizar los costes nos encontramos con otro aspecto que nos fuerza a plantearnos la utilización de un vehículo propio, el transporte de casa al trabajo y viceversa. Para desplazamientos de menos de 6 kilómetros es claramente insostenible la idea de utilizar un vehículo propio, pero para mayores trayectos aparecen nuevas formas para intentar sortear los costes del vehículo como por ejemplo el mantenimiento del coche por varias personas.

En Avacar nos especializamos en el empeño de coches, pero además sabemos lo que implica el mantenimiento y uso del coche para la economía familiar. El conocimiento de estos costes es algo fundamental a la hora de seguir utilizando nuestro vehículo, desde Avacar esperamos que los tengáis en cuenta.

Deja un comentario